Es sin duda alguna el hombre de moda en la política española, va de frente, no es tan falso como “el coletas” y si amigos, nos referimos a Santiago Abascal, un líder ‘anti-autonomías’ perseguido por ETA y que creció a la sombra de Esperanza Aguirre y que pocos lo saben, sus primeros cargos importantes los obtuvo por la ex-presidenta de la Comunidad de Madrid. Santiago Abascal se afilió al Partido Popular a los 18 años de edad, desde entonces fue poco a poco alcanzando cargos como por ejemplo presidente de las Nuevas Generaciones del Partido Popular de Euskadi, parlamentario autonómico y secretario de Educación en Vascongadas hasta que abandonó el partido en el año 2013 acusando a Mariano Rajoy de “traicionar los principios y los valores del Partido Popular”.

Su familia fue perseguida por la banda de asesinos de ETA .., si, los de Arnaldo Otegi al que “el coletas” presenta como un “hombre de paz”, durante esos años fue importante en el acuerdo que alcanzaron PP y PSOE por el cual Patxi López fue presidente de la comunidad autónoma vasca en 2009. Al ser uno de los críticos con Mariano Rajoy recibió el apoyo de la presidenta madrileña Esperanza Aguirre gracias a la cual fue nombrado presidente de la Agencia de Protección de Datos, de junio de 2010 hasta 2012 —el año en que se disolvió esta agencia a causa de los recortes— se le redujo el salario a 82.491,48 euros al año con un complemento de productividad de 11.363,16 euros. En 2012 Mariano Rajoy, entonces presidente del Gobierno, ganó menos, un total de 74.912,31 euros brutos.

En enero de 2014 Santiago Abascal presento en sociedad junto a José Antonio Ortega Lara, ese al que la banda de asesinos de ETA tuvo secuestrado durante 532 días entre 1996 y 1997, y otros la formación de VOX y uno de los puntos fuertes desde el inicio del partido es un cambio en el modelo territorial, al entender que había “fracasado” el modelo de las autonomías. Esta idea ha sido una constante a lo largo de la historia de la formación. VOX es un partido joven que ha llegado para quedarse, un partido sin complejos que dice las cosas bien a las claras y eso es lo que inquieta a la izquierda de este país acostumbrada a manejar los medios de comunicación a su antojo, los resultados en Andalucía son un buen ejemplo de lo que se les viene encima, VOX será quieran o no la llave de muchos gobiernos tanto locales como autonómicos y se da por seguro que en las próximas generales si el presidente “okupa” hace honor a la palabra que dio y convoca elecciones.